Especiales ambientales

EL FRÍO Y LOS SERES VIVOS

03. Los osos polares, expertos en el frío

Si la cosa va de Polos, también hay que destacar a los gigantescos osos polares, mamíferos expertos en el frío. Su constitución y su comportamiento están perfectamente adaptados. ¿Sabías que parte de su pelaje está hueco? De esta manera, los pequeños capilares se llenan de aire, que gracias al resto del pelaje se calienta y consigue amortiguar las fuertes ventiscas.

El oso polar

Su piel, al contrario del resto de casi todos los mamíferos es prácticamente negra, ya que este color es el que más absorbe el calor del sol. Y os preguntaréis ¿Entonces, no deberían ser animales completamente negros? No, porque el color blanco es perfecto para ocultarse a la hora de cazar, o huir de otros osos.

También tienen pequeñas orejas y colas para reducir la pérdida de calor. Esto hace que la mayor pérdida sea a través de la nariz, pero en temperaturas extremas o cuando hibernan (sólo las osas durante el embarazo), suelen cubrírsela con sus patas peludas para retener la máxima cantidad posible.

Mamá osa con su cría

Anterior: Adaptaciones de las aves

Siguiente: ¿Cómo combaten el frío las plantas?

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recopilar datos estadísticos sobre hábitos de navegación. El uso de cookies es necesario para la notificación de incidencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies